fútbol

Pablo Aimar: “Qué bueno que viniste pibe”

No podía ser otro día que un 14 de febrero, creo del 2001, cuando Pablo César Aimar, conocido como el ‘Cai‘ o el ‘Payaso‘, se enfundó por primera vez la camiseta del Valencia. Delante nada más y nada menos que un Manchester United dispuesto a frenarlo y avisarle que Europa no es América. Nada más allá de la realidad. Esa noche el balón buscaba a Aimar porque tras muchos años por fin alguien lo cuidaba.

  

Pablo sacó la batuta y empezó a diseñar un estilo de juego diferente, novedoso para Mestalla. ¡Un jugador pidiendo el balón constantemente! Eso era, por desgracia, poco habitual. Y empezó el recital: controles con ambas piernas, pases entre líneas, desmarques, regates con balón, sin balón… Y un largo etcétera para volver locos a los ‘diablos rojos‘. Faltó el gol, ese premio balompédico que tan cruel es con algunos que les impide alcanzar el olimpo de los dioses.

La conexión Valencia-Argentina, siempre ha funcionado y el Cai, como el resto de compatriotas (Kempes, Claudio López, Kily, Ayala…) se hizo ‘inmortal’. “Vamos Pablito Aimar…que la gloria volverá” cantaba la grada, y la gloria regresó a Mestalla. 31 años después el Valencia fue Campeón de Liga, y de UEFA, y Aimar fue uno de esos privilegiados.

No voy a entrar en esa absurda disputa, muy típica de la afición blanquinegra, de si fue determinante o no. En ocasiones se pierde el tiempo en tonterías en lugar de disfrutar de lo que sucede delante de ti. Mi opinión es que en las ‘Ligas de Benítez‘ el triunfo llegó por el trabajo en equipo y el Cai fue titular indiscutible.

Por encima de triunfos o copas, uno se queda con imágenes imborrables que convierten en arte un deporte que consiste en darle patadas a un balón. Controles de espalda, caños o simplemente la forma con la que llevaba el cuero hacia el área rival. Aquél pequeño pibe que siempre parecía jugar con una camiseta una talla mayor que la que le correspondía devolvía la magia a Mestalla con sus diabluras.

Imágenes como aquel golazo por la escuadra en Tenerife. Aimar recoge el esférico en el centro del campo, recorte a la izquierda, recorta a la derecha, avanza con el balón tan pegado a él que el rival nunca imaginó que antes de acercarse al área lo lanzara a la escuadra contraria… Gol y tres puntos.

O ese ‘triángulo de las Bermudas’ que se inventaron Albelda, Aimar y Baraja para que el argentino acabara perforando la portería del Liverpool en Liga de Campeones. Fueron cinco segundo mágicos que llevaron durante esa semana el nombre del Valencia a todos los resúmenes mundiales.

Y cómo olvidar esa rabona desde la banda izquierda en el estadio Ciutat de Valencia ante el Levante que, tras dar en la cruceta rozó la eternidad durante un segundo. Yo sigo viendo que el balón cruzó la línea, pero creo que son más las ganas de ver una maravillosa acción en lo que fue un encuentro aburrido.

 En definitiva, ese estilo de juego que eleva el fútbol por encima de resultados y estadísticas, un fútbol basado en las habilidades de aquellos personajes vestidos de corto con un objeto redondo. Un fútbol en el que no importa el escudo o el color de la camiseta, sino el poder sacarte una sonrisa o levantarte de tu asiento con un simple movimiento o acción. Yo sí que disfruté viéndote. Por todo ello, cuando sé que te retiras: “qué bueno que viniste Pibe“.

Categorías: fútbol, Liga Campeones, Valencia CF | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Ahora toca devolver al @LevanteUD todo lo que nos ha dado

#Ahorametocaamí

El Llevant no demana que tornem perque ja estem açí, nosatros demanem que #Continuem

Tarde o temprano tenía que pasar. Han sido muchos años donde los fichajes daban resultado y los entrenadores captaban la esencia de un club que sólo busca quedarse entre los grandes para solucionar su pésima gestión de los anteriores ‘dueños’. No lo olvidemos, lo prioritario, donde era necesario estrujarse el ‘coco’ era en las cuentas, por eso acertar sobre el terreno de juego eran tan meritorio.

Han sido años de ‘orgullo granota’, de tocar la carita a los cansinos galácticos, de ser un ejemplo en Europa, de tirar de casta y voluntad por encima de ‘cartera’, de ir al Ciutat a disfrutar, de lucir ese ‘magnífico jersey’ azulgrana en verano, de dejar de mirar al árbitro, etc… Ahora hay que volver al botiquín a por la pastilla de la tensión, hacer gárgaras con agua y limón para preparar la voz, y de ayudar a remar para evitar ‘caer al infierno’.

Nos habíamos acostumbrado a no juntar ya el verbodestituir’, al nombretécnico’ y complementoLevante’. Seguramente, alguno de mis compañeros ya habrá sacado el dato en alguna redacción. Ese en el que nos traslada al pasado para ver desde cuando el club no tiene que mover el banquillo con la temporada comenzada. Por eso creo que ha sido una decisión muy difícil para este Consejo. Y la más complicada, sin duda, de las últimas temporadas. Lo es para la gente que estamos fuera, lo debe haber sido para los de dentro doblemente.

No soy partidario de tocar al técnico, lo he dicho siempre y me mantengo. Pero tampoco se puede uno poner una venda y seguir pensando lo mismo cuando lo que rodea dice que es un paso ‘necesario’. De verdad, este equipo no transmitía nada y, lo que es peor, creo que se ha cargado lo poquito que había. Además, no veo que sus reacciones en los cambios aporten nada.

Mendilibar destituido

Mendilibar destituido

Dicho ésto, lo siguiente es que considero que hay que mirar y mucho al vestuario. Los fichajes no han cuajado, vale, pero si la dinámica fuera otra, posiblemente, alguna de las caras nuevas mostraría otro nivel. Pero lo que más me preocupa es que los jugadores que ya estaban, desde fuera, me da la impresión de que se están dejando llevar y que les da igual lo que pase.

Pero ya está tomada la decisión y es absurdo ver si es acertada o no ahora, dejemos los análisis más profundos para el final de la temporada porque considero que ahora es inútil. Centrémonos en que hay que encauzar el barco con lo que hay. Por muchos agujeros que tenga el bote, si los que decidieron subirse a él cuando la cosa era bonita, ahora no es el momento de saltar o empezar a buscar el culpable del estado del navío. Ahora hay que coger el cubo y echar el agua fuera para poder llegar a buen puerto.

De ahí que pido al aficionado, el mismo que se emocionó con los triunfos pasados, que coja bufanda, camiseta y bandera y apoye hasta el final. Este año, más que nunca, el equipo necesita que tu aliento esté a su lado. Cubre con tus ánimos y empuje las carencias (por desgracia bastantes) que puedan tener el plantel que hay. No lo dejes sólo, no gastes las fuerzas en tirar sobre el Levante, que ya los hay que se encargaran de ello (muchas radios se acuerdan hoy del club y empiezan hablando de él, cuando lo normal era mencionarlo, si acaso, en el apartado de ‘otras noticias’)… Aguanta hasta final de temporada. Devuelve al equipo todo lo que te ha dado en las últimas temporadas.

Jorge Almela Muñoz

Categorías: fútbol, Levante UD, Valencia | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Hoy más que nunca soy de La Roja

Otros elegirán tirar fuego por la boca hacia la Selección, crucificarles, pedirles que no vuelvan o repetir una y otra vez “ya lo decía yo…”. Curiosamente muchos de ellos estaban hace dos, cuatro o
seis años vestidos de rojo y bañándose en una fuente de cualquier ciudad de España o, serán de los que llevan dos Eurocopas y un Mundial agazapados, tapados sin decir nada. En cambio, a mí sólo me sale decir GRACIAS.

España se marcha del Mundial

España: Seis años tocando la gloria (Foto: RTVE)

Gracias porque por aquél verano del 2008 grité como nunca cuando Cesc logró anotar ese penalti y pasar de esos malditos cuartos. Gracias a ‘esos locos bajitos’ por sacarme una sonrisa al ver como el entrenador rival, Guus Hiddink (Rusia) le pedía al nuestro, el gran Luis Aragonés, que con cuatro eran bastantes en una semifinal.

Gracias por demostrar que un grupo de españoles eran capaces de quitarle una Eurocopa a esos ordenados y correctos alemanes, por aquella época con tres títulos era la selección más grande en el viejo continente. Gracias por hacerme campeón de Europa sin ningún tipo de dudas y olvidarme del blanco y negro o de ese ‘chismorreo’ que circulaba de que en el 64 ante la URSS en el Santiago Bernabéu era algo como lo de Brasil ante Croacia.

Gracias porque en el primer Mundial celebrado en tierras africanas, bajo el sonido de las bubucelas y con Del Bosque en el banquillo, la ‘Furia’, garra y bloque creado por el ‘Sabio’ de Hortaleza, dio un paso más y con el ‘tiqui-taca’ famoso fue eliminando a rivales, entre ellos la Portugal de Ronaldo o la Alemania de Klose para plantarse en la primera final de su historia.

Mil gracias porque, ante la versión ‘barrio bajera’ de la ‘Naranja Mecánica’ entre tanto físico y juego en largo, ese grupo de españolitos decidió tratar muy bien al balón, acariciarlo, poseerlo, compartirlo entre ellos mismos y, tras una dura batalla, uno de esos jugadores que se irán del fútbol sin un Balón de Oro por culpa de ese mundo llamado ‘merchandising futbolístico’, Andrés Iniesta, golpeó con la fuerza de todo un país para que ese esférico que cuidaron con esmero, nos devolviera el favor encumbrándonos en lo más alto del mundo futbolístico.

Y muchísimas gracias porque hace dos años, otra vez, contra pronósticos nuevamente y ante una de las grandes, Italia, la Roja volviera a levantar el título y decirle a todos que querían una hoja especial en la historia del balompié.

Gracias de verdad porque, en un país dividido por un grupo de personajes políticos que viven del conflicto y de la crispación, durante seis años ha surgido una sensación de que todos unidos éramos mejor que cada uno por su cuenta. Gracias por tener cosida una estrella en esa camiseta Roja que unió al norte con el sur, el este con el oeste y también por ponernos a la cabeza de las Selecciones europeas con tres títulos. Gracias porque por vuestra culpa me abracé a mi padre y celebramos juntos que fuimos campeones del Mundo

Pero este es sólo fútbol. Sí, toca sentarse y ver en qué se ha fallado, hablarlo entre todos y volver a ilusionar nuevamente a una generación entera que desde que nació no sabía lo que era perder. El resto de españoles, por desgracia, ya estábamos acostumbrados a los desastres, a esos malditos cuartos de final que nunca pasábamos o a elegir otra selección para ver el Mundial (en mi caso Argentina e Italia). La tristeza es menor que nuestros más pequeños, pero el dolor mayor porque sabemos lo que cuesta llegar al cielo.

Ahora toca alzar la voz a los críticos y pesimistas, el resto ya hemos gozado durante seis años. Nadie nos quitará que hemos sido unos grandes campeones del Mundo y de Europa, ahora hay que saber perder, repetir lo bueno y corregir los errores. Seguro que hay más páginas de la historia aguardando a La Roja.

Buenas noches y suerte al resto de selecciones.

Jorge Almela Muñoz

Categorías: España, fútbol, Mundial, Selección | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

El ‘entorno’ del Valencia vuelve a atacar

Cuando alguien en esta ciudad parece ayudar saltan las alarmas y a pegar palos a todos sin dejar ver como trabaja y los resultados de ese trabajo. La verdad es que los valencianos tenemos muchas y muchas virtudes, pero por desgracia poseemos un defecto: la autodestrucción. Nos encanta dar la opinión de todo y, algunos, esa opinión la elevan a tesis doctoral o una cátedra en la universidad de la vida.

No debe haber problemas entre Djukic y Rufete

Djukic y Rufete se conocen bastante (Imagen: http://www.diarioinformacion.com)

Estoy oyendo tantas opiniones negativas sobre la llegada de Rufete y su equipo de trabajo, sin conocerlos, que me da a mí que los periodistas tenemos que dejar de mirarnos el ombligo. Dejemos de creernos la noticia, los protagonistas, los más listos del barrio, los poseedores de la verdad absoluta. Pongamos los pies en tierra y regresemos a la realidad.

Y, de paso, un favor, dejar de invitar a ex-presidente y ex-consejeros a tertulias. Son buitres en celo, con hambre de protagonismo y ganas de retornar a ser conocidos. Supongo que algunos les debéis mucho a esa gente que pasó por el club para figurar y que largaba por los codos todo a sus ‘amigos’ periodistas para mover sillas dentro del Valencia. Y que ahora le devolvéis el favor dándoles voz en tertulias deportivas. Ahora se entienden muchas cosas del pasado, muchos apoyos a unos y críticas a otros. Es lo que llamo yo ‘Libertad de expresión S.A’.

El Valencia, como equipo, está muerto físicamente y tácticamente. El entrenador lleva semanas perdido, dando muestras que no sabe llevar un equipo como el Valencia. Y no es opinión, es realidad, se ve sobre el césped y en la clasificación. Es palpable el dato Se le ha dado un tiempo para que demuestre si es capaz o no, y no lo ha hecho. Y ahora llegan refuerzos para encauzar el barco y os tiráis al cuello sin datos en la mano, sin motivo alguno. Os pido el mismo margen de maniobra que con Djukic. Dejad intereses propios y venganzas pasadas.

Vosotros mismos lleváis tiempo informando de que el equipo necesita ayuda. La solución, para mí, es vender a esos que llevan tiempo salvándose de la ‘cremá’, los jugadores. Los verdaderos culpables creo yo. Pero es una solución imposible. Y lo fácil es echar al técnico porque ya no se confía en él. Y a gastar, venga, dos millones a uno que se va y otros dos al que entra. Así aumentamos la situación crítica económica de la entidad.

Por cierto, si como decíais en su presentación, era tan valencianista Djukic, si quiere tanto al club, sabiendo que no puede con el vestuario, ¿por qué no se marcha él? Muy fácil, su valencianismo está impreso en los billetes de 500 €. Como todos en este mundillo.

En esta ocasión, en lugar de endeudar más a la entidad valencianista, se propone una nueva vía, la de utilizar las herramientas que posee el club para ayudar al entrenador a mejorar su trabajo y, ¿qué hacen mis compañeros? Destruir, desprestigia antes de hora.

Unos dicen que Rufete es nuevo en ésto. Como si Pellegrino o Djukic llevaran 25 años sentados en el banquillo. Hablar con los pies en el suelo, el Valencia no puede contratar a Guardiolas o Benítez. No económicamente. Tenemos lo que podemos. La inexperiencia del técnico debe ser suplida por un equipo de trabajo que esté pendiente de todo.

Sí, hasta de psicólogo, nutricionista y metodología si es necesario señor Baixaulí de Nou Radio. Las grandes empresas y los clubes potentes tienen el trabajo organizado en áreas que se centran en potenciar un apartado para, en su conjunto, potenciar al grupo. Déjales un tiempo y luego les atizas si quieres.

Ayer, Nacho Cotino comparaba la situación en Paterna con ese domingo que haces una paella para la familia y todos dan su opinión de cómo hacerla. Señor Cotino, si todo el mundo, los datos están ahí, no los invento yo, ven que la paella se te quema o se te pasa, o le falta algo, como interesado en comerla, lo normal es ayudar al cocinero a que salga perfecta. No callar y luego, “te ha faltado 5 minutos” o “yo hubiera echado sal” o “no has puesto arroz suficiente”. Visto que llevamos varios domingo llamando a TelePizza porque la paella está malísima, dejemos a la gente que trabaja con paellas ver dónde está el fallo y rectificarlo. ¿No?

Después están los compañeros de la Cadena Ser. Buenísimos profesionales todos, no seré yo quien les juzgue. Pero observo desde hace meses que viven en una constante crispación, le dan a todo lo que se mueve en el club. No, que no vendan cabras montesas anunciando que es un favor al valencianismo el de informar de todo, que sabemos lo que vende en Madrid de la periferia de la península. Una cosa es informar de todo y otra cosa es informar de lo que a uno le interesa. Aquí plagio a Carlos Alsina, de Onda Cero, con su frase “las noticias son las que son, la diferencia está en cómo se cuentan”.

Como he dicho más arriba, yo no poseo el poder de la verdad absoluta, sólo pido dejar trabajar y, luego, con los números en la mano, y con profesionales de la materia opinemos de dónde creemos que está el fallo o el acierto. Espero que no le llenéis la cabeza a Djukic de frases como “te quitan protagonismo” o “invaden tu parcela” porque no es la intención. El Valencia, insisto, no está funcionando, hay que cambiar el método de trabajo, de entrenamiento o la forma de afrontar un partido. No lo sé, pero algo hay que hacer. Veamos si ‘Rufo’ y compañía dan con la clave.

 

Jorge Almela Muñoz

Categorías: fútbol, Valencia CF | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Menos mal que Valencia tiene al @UDLevante

El Levante pasea el nombre de Valencia con orgullo (Foto: www.levanteud.com)

El Levante pasea el nombre de Valencia con orgullo (Foto: www.levanteud.com)

Soy de los que prefiere ver siempre el vaso medio lleno o la parte positiva de las cosas. Últimamente, mi tierra, esa que tanto quiero y que defenderé hasta el final está salpicada de corrupción y gentuza varia. Intento explicar que aquí no somos todos como nuestros gobernantes y que Valencia es una tierra seria y trabajadora.

Por fortuna, en ese mar de ‘mierda’ que a muchos les encanta sacar y extender, existen ejemplos de empresas y personas que llevan el nombre de esta tierra a lo más alto. Y uno de los ejemplos más claros es el Levante Unión Deportiva.

El club también ha tenido sus casos ‘Noos’ y sus ‘negocios ocultos’. Hace cuatro años, bajo las puertas de un Notario, esperábamos los tres periodistas que seguíamos la actualidad del equipo azulgrana de forma habitual, a que bajara alguien para decirnos si el club continuaba o desaparecía. Tras barrer la roña y porquería que invadía Orriols y colocar a gente con dos dedos de frente, el Levante emprendió un viaje hacia el éxito.

Se acabaron las bolsas de basura en los aeropuertos, los ‘trapicheos’ con la gente de la cantera, las llamadas amenazantes a los periodistas que denunciábamos ilegalidades y, sobre todo, el utilizar al club como negocio personal.

Y no, no ha sido trayendo un puñado de millones de euros, como esperan algunos en orillas de Mestalla. El Levante ya no gasta más de lo que tiene, ni se habla de cotas altas, ni engaña a socios y jugadores con falsas promesas. Ahora la tripulación tiene unos capitanes que saben cuáles son los límites y no los sobrepasan.

El resultado está a la vista. Sin juegos sucios, el club está haciendo historia. Pero no a pasos pequeños, no, está obligando a los historiadores granotas , como José Luis García y Felip Bens a tener que realizar otro libro con sólo cuatro temporadas.

Sin estrellas de galaxias lejanas, sin un vestuario que parecía la ONU, ni un entrenador que se cree el amo del mundo. Son un grupo de jugadores, la mayoría de ellos de esta tierra, complementados con gente trabajadora y seria, la que está llevando el nombre del club y, por lo tanto, de Valencia, no sólo ya en España, sino por toda Europa con la cabeza alta.

Los eruditos y estudiosos de la Real Academia de la Lengua Española se han reunido de forma urgente para admitir una nueva palabra: ‘levantada’. Su definición sería más o menos así: “Levantada: Dícese de una acción a priori impensable o imposible de efectuarse pero que con un trabajo bien hecho y constancia se acaba realizando. Hecho heroico de un grupo de personas”.

De esta manera, Valencia ya puede sumar el Levante UD a todas aquellas cosas que mantienen limpio y reluciente el nombre de Valencia, como pueden ser sus playas, su clima, sus fiestas y el cariño de sus getes. Gracias Levante, gracias a sus dirigentes y gracias a su afición.

Jorge Almela Muñoz

Categorías: Europa League, fútbol | Etiquetas: , , , , , , | 1 comentario

Cuando el ultra se viste de periodista

Triste y lamentable. Son los dos términos que me llegan a la cabeza cuando veo cosas como la de TVE en la noche de ayer. Sinceramente, no iba a hacer mención porque es darle más importancia, pero tampoco podemos quedarnos callados los que nos gusta el fútbol, ni que nos tomen como inútiles.

La defensa a ultranza de Pepe como persona y el recordatorio de las hazañas ‘antideportivas’ de David Navarro en la televisión pública española me dieron náuseas, preocupándome la manipulación informativa de los últimos años. Algo tan bonito como el fútbol no debe levantar tanto odio.

Dos de mis pasiones, el fútbol y el periodismo, llevan dos o tres años no llevándose muy bien. El problema está diagnosticado pero la solución no gusta. O no interesa.  Y lo peor es que es contagioso y su propagación acaba afectando al espectador. La enfermedad se llama ‘forofo-periodista’.

Vamos a hablar con franqueza. Pepe es un grandísimo central, pero es el ejemplo más claro de ‘antideportista’ sobre el terreno de juego. Y todo por culpa del personaje de Mourinho y la retahíla de pseudoperiodistas, abraza-farolas y  personajillos de taberna de la Edad Media que no sólo lo arropan, sino que lo animan.

Siguiendo con el momento franqueza, si en la pandilla de Pepe estuvieran David Navarro, Ballesteros, Arbeloa, Alves, Albelda, Medel, Cañas, Marti o Marchena lo más probable es que cambiáramos de barrio.  Todos son grandes alumnos de los Bakero, Hierro, López, Giner, etc… Siempre los ha habido y siempre habrá el jugador tildado de ‘contundente’.

El problema aparece cuando ves que las acciones de unos son ocultadas y las de otros repetidas hasta el aburrimiento. Lo de TVE-1 esta noche ha sido vergonzoso. Con todo el cariño del mundo. Si nadie supiera de quienes estamos hablando parecería que Pepe es el niño empollón de clase y Navarro y Ballesteros los que le esperan a la salida del colegio para robarle los cromos y pegarle.

Y llevamos tiempo viendo ciento cincuenta repeticiones de acciones dudosa a favor de los equipos de Madrid, pero ninguna cuando es en su contra. Aún estoy esperando la repetición de Soldado en el Bernabéu, por ejemplo, mientras que los penaltis clarísimos a Falcao en Mestalla los hemos visto hasta con la cámara de Google Maps.

La campaña de acoso y derribo a Ballestero y Navarro puesta en marcha desde la maquinara mesetaria y con auténticos Ultras a la cabeza no hace más que demostrar que los medios de comunicación están en manos de empresarios y no de periodistas. En mi humilde opinión se debería buscar el término medio entre lo rentable y lo ético. Porque por mucho que me lo pinten no veo a Pepe de Monaguillo en el Vaticano señores de Punto y Pelota. Sé que si no actúan como lo hacen no tendrían audiencia. Primero, por su estilo sin orden ni concierto. Segundo, por los gritos y tercero, y más importante: no tienen ni idea de fútbol.

Jorge Almela Muñoz

Categorías: España, fútbol | Etiquetas: , , , , , , , , | 3 comentarios

La importancia del ‘hombre invisible’ en el fútbol

Tras el batallón de fusilamiento sobre la Selección española, su entrenador y Juanfran, pasado ya el periodo del ‘Tranquimazin’, os pido que bajéis las navajas y escopetas y sentaros a reflexionar. Con el permiso de todos ustedes quiero compartir para intentar recuperar esa ilusión que habéis perdido. Os recuerdo que en el carro del Tri-Campeón de Europa y Campeón del Mundo os subisteis sin reparos. Ahora no os bajéis.

Empecemos por el rival. Francia. Si echamos un vistazo en la clasificación mundial que hace la FIFA, observaremos que los vecinos son el décimo tercer país (por delante de Brasil). Curiosamente, Alemania, en segundo lugar, empató ante Suecia (22). Lo mismo que Inglaterra (5º) ante Polonia (54) y Portugal (3ª) ante Irlanda del Norte (117). De los cinco primeros sólo Argentina puede darse por satisfecha ya que venció su partido ante Uruguay (7º). Antes de que digáis lo de ‘mal de muchos, consuelo de tontos’, insistir en que no es tan dramático el empate en sí ante Francia.

Al nivel del rival hay que sumarle la lesión de tu pareja de centrales titular en el partido más importante de la clasificación: Puyol-Piqué. A que tu verdadero delantero no esté para un partido así: Villa. Se te lesiona a los pocos minutos uno de los jugadores que mejor está en estos momentos: Silva. Cambios obligados por lesiones. Y, sí, un gol mal anulado a Francia, pero tú fallas un penalti. Son todas una serie de circunstancias que hicieron ir a remolque a la Selección.

Lo que sí fue preocupante es la imagen dada en la segunda parte. Y eso se debe, en mi humilde opinión, a la ausencia de un hombre como Sergio Busquets en el centro del campo. Las lesiones de Puyol y Piqué obligaron a Del Bosque a atrasarlo a la defensa. Los pro-Albiol no saltéis, no juega en su equipo y ya me parece mal que vaya, ponerlo sería una locura.

Creo que lo vivido el martes en el Vicente Calderón debe servir para todos aquellos que despotrican al ver a un jugador como Busquets en la Selección. Para mí, pieza clave para que el engranaje perfecto que tiene La Roja funcione. No hay mas que ver cómo Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Cazorla y los demás del centro del campo hacia adelante no lucieron como de costumbre.

El hombre invisible es el que realiza el trabajo sucio, el ‘guardaespaldas’ de los jugones, el hermano grande de esos ‘locos bajitos’ que nos han hecho llegar a la cima del fútbol. Es como ese amigo callado y responsable que en una noche de fiesta, uno del grupo tropieza y le tira al ‘matón’ del pub el cubata. Y el amigo que parecía invisible aparece para ponerse en medio y cortar cualquier atisbo de ‘ataque’ rival.

Su labor en el centro del campo es reconocida muy pocas veces por el público. El que paga quiere ver regates, triangulaciones, desmarques, centros, ataques y, en definitiva, goles. Busquets es todo lo contrario pero no por ello falto de calidad y necesario. Pero hay que hacerles ver al público que al espectáculo hay que sumarle resultados y es él el que se encarga de evitar los goles del contrario y, por lo tanto, que el regate, triangulación, desmarque, centro y ataque de España sirva para algo.

En definitiva, para irse a casa contento y no con la cara de ‘idiota’ al ver el tanto de Giroud. Por ello, el empate del martes debe servir para entender que si se ha ganado tanto es por los bajitos y por la labor invisible de jugadores como Sergio Busquets.

 

Jorge Almela Muñoz

Categorías: España, fútbol, Mundial, Selección | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Europa ya tiene otro derbi con solera

Señoras y señores. Niños y Niñas. Granotas y Xotos. Prepánrense en sus sillones de casa o en sus localidades del Ciutat porque va a dar comienzo el mejor derbi de la historia. Sí, he dicho bien. Y no podía ser en otro momento mejor que dos días antes del Nou d’octubre, el día de todos nosotros, todos lo que amamos esta tierra de verdad, sin visiones centristas ni norteñas. Ya sabéis, los que adoramos nuestra ‘terreta’ y, porque no decirlo, los que estamos cansados de que unos y otros la llenen de ‘defectos’.

Pero centrémonos en lo deportivo. Digo que es el mejor derbi de la historia porque enfrenta a dos equipos que juegan competición europea. Dos clubes que están pasando un mal momento económico pero que a base de trabajo y austeridad han llegado a confeccionar dos plantillas lo suficientemente competitivas en Liga y en Europa.

Empecemos por el local, el Levante. Los de JIM no acaban de arrancar como visitantes, pero en casa se hacen fuertes. Dos remontadas avalan a una plantilla que, además, cuentan con el plus de recibir al hermano ‘privilegiado’.

Un plus que provoca un sobre esfuerzo por parte de cada uno de los jugadores. Con una diferencia con otros años, en esta ocasión no se ha hablado del derbi hasta el viernes porque Europa estaba en medio, por lo que hubo menos tiempo para ‘concentrarse’ contra el enemigo.

Un enemigo que cojea y mucho en el centro de la zaga, por lo que creo que Martins debe ser el protagonista del partido. Si Barkero y Michel tienen su día el nigeriano puede volver locos a los centrales blanquinegros. Y para ello hay que prescindir del pelotazo y empezar a dar juego. El centro del campo granota debe ser el amo desde el principio y no dejar que el rival se crezca. Espero la carta que guarda bajo la manga JIM. Bueno, espero que la tenga.

Enfrente está un Valencia que empieza a recuperar piezas y que, cuando éstas encajen mostraran que Pellegrino cuenta con un equipo que puede hacer frente a cualquier rival que busque un puesto en Liga de Campeones. El Atlético de Madrid lleva medio año de ventaja, esperemos que el engranaje sea rápido o creo que habrá una sola plaza en juego para ir a jugar con los grandes.

Si se quiere empezar a escalar posiciones habrá que comenzar a ganar fuera de casa o, por lo menos, mostrar una actitud más seria cuando juegas fuera de casa. El Valencia sigue siendo ese equipo que nunca se sabe previamente cómo va a jugar o con qué ganas saldrán. Muchos valencianistas echan de menos esa sensación de seguridad que había con Benítez, pasara lo que pasara el equipo siempre puntuaba. Aquellos maravillosos años.

El poder futbolístico de la ciudad está en juego un año más y cada temporada las diferencias son menos. Cuando el balón eche a rodar ya no ejerce poder ni la historia ni los títulos, los jugadores serán los encargados que sus seguidores lleven la voz cantante en todas las tertulias futbolísticas de los bares. Unos días en los que unos reirán y otros deberán aguantar las burlas.

Categorías: fútbol, Liga | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Otro año de ilusiones con los pies en el suelo

Tras el éxtasis deportivo que supone un verano con triunfo en la Eurocopa y de postre unas Olimpiadas, llega de nuevo la Liga. Esa Liga que dicen que mueve al mundo, pero que más bien diría que la mueven los del inframundo. Bueno, este tema merece otro momento de reflexión.

Serán 38 jornadas salpicadas otra vez de esa dichosa Prima de Riesgo y de la supervivencia económica. El fútbol, una vez más, servirá para descansar un rato de la realidad.

Ahora, donde quiero centrar mi atención es el los dos equipos de Valencia, únicos representantes de la Comunidad en la élite del fútbol español. Estas cosas no se valorar. Además, pese a que algunos siguen viviendo en la nube del gastar y gastar, Levante y Valencia vuelven a tener los pies en el suelo a la hora de elaborar sus plantillas.

Con permiso, empezaremos por Orriols. Finalizado el año perfecto, toca no bajar la guardia y disfrutar de los logros del pasado, en forma de Europa League, pero sin olvidar que repetir en Primera debe ser el primer objetivo. Mientras Quico Catalán y su equipo siguen vendiendo como nadie la imagen azulgrana de la ciudad, los ‘Hombres de Manolo’ utilizan una pócima mágica elaborar un equipo lo suficientemente competitivo para, en esta ocasión, intentar disfrutar de Europa y ‘luchar’ en el circo de Primera. Y, la novedad de este año es el intento de rejuvenecer la que era una de las plantillas más veteranas.

De forma subjetiva les doy un tirón de orejas por el tema de Rubén. Primero porque creo que para algunos partidos sería fundamental. Y, segundo, creo que no ha sido la mejor forma de despedir a un emblema del Levante histórico. Pasada página, el club ha vuelto a pescar de forma correcta.

En defensa, la experiencia europea de Karampelas (27) y Lell (28) acompañarán a ‘Papá’ Ballesteros y cía.  En el centro Pedro Ríos (30) complementa el ‘Plan Renove’ necesario para competir en dos frentes, con el ‘pulmón’ Diop (26) y el desparpajo de Michel (24), mientras que Dudka (28) llega con ganas de demostrar que sí puede jugar el España. Importantísimo contar con gente con ilusión.

Por último, tras la marcha de Koné, Manolo Salvador estuvo muy rápido llevándose a Ángel (25) del Elche y, con la táctica de la calma, se trae al griego Gekas (32). Y dos más que van a llegar. Seguro.

En la casa de al lado, Mestalla, del despilfarro de la época Soler han pasado a la ‘coherencia’. Un club propenso a criticar al que hace dos días aplaudías, lo vean como lo vean, necesitan varias temporadas de ‘purgación’ económica. Primero por sensatez y, de paso, por si en algún momento se obliga de verdad por parte de las autoridades ‘in’-competentes a que los clubes cumplan con sus obligaciones fiscales.

Joao Pereira (28) me parece un gran fichaje para tapar un puesto en el que cojeaba el Valencia, el lateral derecho. Por desgracia, la marcha ‘necesaria’ de Alba ha destapado la otra banda. Ya veremos cómo se resuelve el tema.

El bombazo me parece que llega con el fichaje de Gago. Con sinceridad, mejor 2 millones por el internacional argentino que 10 por un ‘buf’ para mí, que era Bruno. Ahí lo dejo. Además, te haces con Canales, jugador que si recupera su confianza será el motor del equipo. Porque Banega va y viene, con todoterreno automático y Ferrari.

Sin olvidarnos de Guardado. Otro gran fichaje que, al igual que Gago ya conoce la Liga. A todo ello, una perla canaria como es Jonathan Viera. Ojalá su futuro sea como Silva. Yo no lo he visto para valorarlo de forma correcta.

El último en llegar, Valdez, es el que más ‘miedo’ me da. No futbolísticamente, porque considero que los delanteros rápidos siempre han venido bien al Valencia. Y más este año, que creo que Pellegrino se centrará más en defensa y dejará el ataque, en principio, para el contragolpe. Lo malo del paraguayo son sus informes nocturnos que me llegan de un compañero de Alicante. Recemos para no deshacernos de Miguel (qué pena de gran jugador estropeado) y sustituirlo por él.

En definitiva, a falta de que ambos clubes cierren sus plantillas, considero que el trabajo realizado por las secretarías técnicas es más que correcto. La permanencia y la Liga de Campeones deben ser obligación para ellos.  Ahora, si nos dejan las TV, sentémonos a disfrutar.

 

Jorge Almela Muñoz

Categorías: fútbol, Liga | 1 comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: