Europa League

Fin del sueño… Comienza la leyenda

La fuerza del Levante Ud está en el grupo (Foto: www.uefa.com)

La fuerza del Levante Ud está en el grupo (Foto: http://www.uefa.com)

Helada, como el equipo, se ha quedado la grada levantinista. Paralizados diría yo. Perdidos como cuando a mitad de la noche uno se despierta entre la oscuridad con la sensación de ¿qué hago yo aquí? O ¿dónde estoy? Ese momento en el que del sueño pasas a la realidad. Pero al mismo tiempo, una sensación de alegría al ver el despertador y calcular que aún resta mucha noche para dormir antes de levantarte para ir al trabajo.

Esa mezcla de tristeza y felicidad, pero con más instante de alegría. No podía ser de otra manera. Los de JIM han alcanzado los octavos de final de una competición europea y han llevado el nombre del Levante a la ‘vía láctea’ del fútbol mundial.

El Rubin Kazan ha sido el ‘verdugo’ o el despertador de ese gran sueño llamado Europa League, que la sección azulgrana de Valencia ha vivido esta temporada. Es normal la rabia de los jugadores y afición, y más aún cuando se nos queda a todos la sensación de que nos vamos del sueño por nuestra ‘culpa’ (entiéndase culpa como que nos queda a todos que con un poquito más, estábamos en cuartos, pero sin crítica alguna) y no por méritos del rival.

Aumentando, si cabe más, al ver que el bombo ha emparejado a los kazajos con el Campeón de Europa: el Chelsea de Benítez, Mata, Torres, Lampard… Los ‘blues’ en el Ciutat hubiéran sido la guinda perfecta… pero hay tartas, como el brownie, que sin guinda están espectaculares.

Sólo queda dar las gracias a este grupo de jugadores por las alegrías que nos han dado este año. Un grupo al que yo quiero unir muchos de esos jugadores que han pasado en los últimos cuatro años por el vestuario y han dejado su párrafo en la historia. Y sí, permitidme que meta al delantero éste nigeriano que vino del frío, se llenó de nuestro cariño y se lo ha llevado dejándonos helado también. Eso sí, su nombre se me ha olvidado.

Gracias al cuerpo técnico, por mantener unido el grupo, hacerles creer que no son menos que otros galácticos y motivarlos cada fin de semana para darlo todo sobre el terreno de juego. Gracias a la directiva, manteniendo su palabra y seriedad hasta en los momentos más difíciles, como el del delantero éste que no me sale el nombre.

Y, a la afición, que no piense que regresa el maldito yunque. No perdáis el tiempo con esa leyenda porque sois los narradores de una nueva: “El Levante jugó en Europa y lo hizo a lo grande”. Despertar, sí, porque queda Liga y hay que intentar volver a dormir otro dulce sueño europeo… Pero al mismo tiempo empezad a elaborar en vuestra mente, como si de una trilogía de esas de mundos extraordinario se tratara, el relato de un grupo de personas que os permitieron tocar el cielo y sacar vuestros colores con orgullo.

Categorías: Europa League, Valencia | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Menos mal que Valencia tiene al @UDLevante

El Levante pasea el nombre de Valencia con orgullo (Foto: www.levanteud.com)

El Levante pasea el nombre de Valencia con orgullo (Foto: www.levanteud.com)

Soy de los que prefiere ver siempre el vaso medio lleno o la parte positiva de las cosas. Últimamente, mi tierra, esa que tanto quiero y que defenderé hasta el final está salpicada de corrupción y gentuza varia. Intento explicar que aquí no somos todos como nuestros gobernantes y que Valencia es una tierra seria y trabajadora.

Por fortuna, en ese mar de ‘mierda’ que a muchos les encanta sacar y extender, existen ejemplos de empresas y personas que llevan el nombre de esta tierra a lo más alto. Y uno de los ejemplos más claros es el Levante Unión Deportiva.

El club también ha tenido sus casos ‘Noos’ y sus ‘negocios ocultos’. Hace cuatro años, bajo las puertas de un Notario, esperábamos los tres periodistas que seguíamos la actualidad del equipo azulgrana de forma habitual, a que bajara alguien para decirnos si el club continuaba o desaparecía. Tras barrer la roña y porquería que invadía Orriols y colocar a gente con dos dedos de frente, el Levante emprendió un viaje hacia el éxito.

Se acabaron las bolsas de basura en los aeropuertos, los ‘trapicheos’ con la gente de la cantera, las llamadas amenazantes a los periodistas que denunciábamos ilegalidades y, sobre todo, el utilizar al club como negocio personal.

Y no, no ha sido trayendo un puñado de millones de euros, como esperan algunos en orillas de Mestalla. El Levante ya no gasta más de lo que tiene, ni se habla de cotas altas, ni engaña a socios y jugadores con falsas promesas. Ahora la tripulación tiene unos capitanes que saben cuáles son los límites y no los sobrepasan.

El resultado está a la vista. Sin juegos sucios, el club está haciendo historia. Pero no a pasos pequeños, no, está obligando a los historiadores granotas , como José Luis García y Felip Bens a tener que realizar otro libro con sólo cuatro temporadas.

Sin estrellas de galaxias lejanas, sin un vestuario que parecía la ONU, ni un entrenador que se cree el amo del mundo. Son un grupo de jugadores, la mayoría de ellos de esta tierra, complementados con gente trabajadora y seria, la que está llevando el nombre del club y, por lo tanto, de Valencia, no sólo ya en España, sino por toda Europa con la cabeza alta.

Los eruditos y estudiosos de la Real Academia de la Lengua Española se han reunido de forma urgente para admitir una nueva palabra: ‘levantada’. Su definición sería más o menos así: “Levantada: Dícese de una acción a priori impensable o imposible de efectuarse pero que con un trabajo bien hecho y constancia se acaba realizando. Hecho heroico de un grupo de personas”.

De esta manera, Valencia ya puede sumar el Levante UD a todas aquellas cosas que mantienen limpio y reluciente el nombre de Valencia, como pueden ser sus playas, su clima, sus fiestas y el cariño de sus getes. Gracias Levante, gracias a sus dirigentes y gracias a su afición.

Jorge Almela Muñoz

Categorías: Europa League, fútbol | Etiquetas: , , , , , , | 1 comentario

Los ‘Inmortales’ de Orriols

Europa League

El Levante permanece en la Europa League

Qué pesados son éstos del Levante. Se han empeñado en que no descansemos de ver fútbol ni los jueves. En su primera participación en competición europea ya se han clasificado para la siguiente fase, sobrándoles un encuentro. Sin duda, todos ellos ya han pasado a la historia del club, ya son inmortales.

En esta EuropaLeague han conquistado Suecia, sorprendieron en Holanda y me da la sensación que en Alemania no ganaron porque no se lo acabaron de creer. Pero el Levante ha conseguido ser un equipo camaleónico que, con sus armas, sabe adaptarse al rival y derrotarlo.

Si el rival es superior los de JIM se arman atrás e intentan herir al contrario en rápidas contras. Algo similar cuando juega fuera de casa. Para ello Martins es la pieza clave. Pero cuando el oponente es de su nivel o inferior deja el pobre juego a la contra para sacar a relucir los pequeños destellos de calidad de alguno de sus jugadores y acaba toreándolo.

En otras palabras, ejecuta a la perfección el estilo de juego de equipo pobre (hay que recordar que lo es), pero si detecta debilidad en el rival se quita el mono de faena y saca el traje de fiesta. Tal es el cambio que parece no ser el mismo grupo de jugadores.

Algunos, los llamados ‘listillos’, hablan de suerte. Pero se equivocan, no se puede tener suerte durante tres o cuatro años. Suerte es encender Telecinco y no ver a Jorge Javier y su esperpento de amigos, o el encontrar el sobre de oro de Nescafé.

Lo del Levante es, primero, tener los pies en el suelo, saber quiénes son y cuáles son sus límites. En segundo lugar trabajo. No bajar los brazos sino intentar superar las barreras a base de constancia. Y, por último, ilusión. La ilusión de esos jugadores que han tomado su fichaje por los de Orriols como el último tren al éxito o a un retiro desde lo más alto.

Sentarse a ver el Levante hoy ha sido un placer. Ver como Keylor Navas demuestra que cuando Munúa diga adiós él puede ser el sustituto perfecto. O a ‘Papá’ Ballesteros pasándoselo en grande con su sucesor, Héctor Rodas, en el centro de la zaga y evitando que el rival cree peligro.

O ver al ‘Diez’, el gran Iborra ser dueño y señor del partido y celebrar su estreno en Europa… Ya tienes un hueco en la Europa League fenómeno. O al no menos todoterreno de Diop sumándose en ataque y anotar el segundo.

Sin olvidar el trabajo incasable de Lell y Niko, en los laterales, de Ángel avisando que si se va Gekas no pasa nada, él está aquí para sumar y seguir elevando el nombre del Levante. O el oficio y la visión de juego, sin olvidar su calidad, de Pedro Ríos o Michel. Y, me dejo para el final el futuro, esa cantera que llama a las puertas del primer equipo en el nombre de Rubén.

En definitiva, un grupo de jugadores que están provocando que las páginas para la historia del club no se escriban cada treinta años, sino cada semana. Estamos viviendo el despertar de un club que llevaba tiempo pidiendo un hueco entre los grandes porque su afición se lo merecía.

Ahora, el partido en casa ante el Hannover, sin presión alguna, debe ser el que encumbre al Levante como cabeza de grupo. Otro día más para la historia en el que vosotros, sufridores pacientes y constantes, ayudaréis a los de JIM para avisar que en dieciseisavos lo va a pasar mal el que se cruce en nuestro camino.

;

Jorge Almela Muñoz

Categorías: Europa League | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

@LevanteUD VII de España y I de los Países Bajos

Como los títulos monárquicos de antaño. Lo del Levante en Europa sí que es de reconocimiento y no lo del Málaga. Sí, vale, también son novatos los andaluces, pero a base de talonario. Los de Orriols es a base de trabajo, sacrificio y juego en equipo.

El día que el Levante sea más continuo en su juego en equipo y deje las contras para eventuales momentos los aficionados disfrutarán más aún. Por momentos, las triangulaciones de los azulgranas dejaron en evidencia al rival. La dupla del centro del campo es un auténtico pulmón. Hoy, los detractores de Iborra callan. Por mí deberían callar siempre, pero bueno.

Fútbol en estado puro y con el toque romántico de hacerlo todo bajo la lluvia. Así lograron los de JIM destrozar al Twente, el líder de la Liga de los Países Bajos. Y le bastó con la primera media hora y la recta final para poder acercarse a la siguiente fase de la Europa League. En el próximo partido la clasificación está servida.

No me olvido, porque los del Levante son gente honrada, que el ruso que arbitró el encuentro es de los que se denominan colegiados caseros. Pero sabéis qué, he visto tantas injusticias en el Ciutat que hasta que el fútbol compense al Levante deben pasar otros 100 años.

Pero vayamos otra vez al fútbol. Los primeros treinta minutos que nos ofrecieron el Levante y el Twente fueron para mí un auténtico recital de fútbol de ataque. El conjunto neerlandés demostró que no es líder de su liga por casualidad, que le gusta tener el balón y lo trata con cariño. Por lo que fue un arranque de encuentro con oportunidades para ambos equipos.

Los azulgranas avisaron primero con una preciosa jugada por banda derecha de Pedro Ríos y remate fuera de Gekas por poco. Los visitantes contestaron estrellando un balón de Chadli en el larguero. Iborra lo intentó desde fuera del área y Diop en otra jugada de tiralíneas, pero nada.

El que sí acertó es Tadic, pero el juez de línea anuló un gol por entender que Castaignos molestaba la visión de Keylor. Muchos diréis cegados por la bufanda que está bien anulado. Pero pensad que es Michel el que marca y se lo anulan.

Poco a poco, los neerlandeses se hicieron con el dominio total del partido, pero sin ocasiones claras. Los de JIM cerraron bien el área y el descanso llegó para bien de los locales.

En la reanudación parecía que todo iba a ser como el final de la primera parte, pero el ruso pitó penalti y Michel siguió con su idilio de cara a portería y encabezando el buen estado del equipo. El valenciano está que se sale y el equipo lo nota. El Levante ya no debe jugar con un solo delantero y Barkero, deben ser dos arriba. Y se está demostrando.

Desde el 1-0 el partido pasó a ser como más le gusta al Levante, con el rival dando más espacios atrás. Y eso es letal. Pedro Ríos se encargó de poner el 3-0 y de permitir al levantinismo seguir soñando. Los tres goles son importantísimos por un posible empate con el Twente, rival directo por la segunda plaza tras la victoria del Hannover.

 

Jorge Almela Muñoz

Categorías: Europa League | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Tenía que ser Juanfran

Fue una tarde típica de septiembre. Tras 12 horas de lluvia y nubes sobre la ciudad de Valencia, allá a las 15.30 de la tarde el sol decidió salir. No quería perdérselo, 103 años esperando el momento para que unas nubes le impidieran ver los primeros pasos de ‘chaval’ por Europa. Los alrededores de Orriols fueron llenándose tres horas antes del encuentro. Sí, hace un año, cualquier jueves hubiera sido una calle casi fantasma. Pero ayer no.

Nada de presión en el ambiente, era todo optimismo e ilusión. La famosa ‘concatenación de circunstancias’ y el ‘yunque de la adversidad’ también quedaron esa tarde. Pero no para trabajar, sino para sentarse en la grada y disfrutar del momento. Allí estaba también el césped, bueno, no el de siempre, era familia pero lejana. Ya ves, tras más de cuarenta años él sí se lo perdió. Pero Raimon, su fiel amigo y compañero tanto tiempo seguro que sacó un trocito de ese ‘verde’ que vio pasar al Girona, Gramanet o Mestalleta y que tenía guardado en su rincón histórico.

Llegó un autobús con un letrero nuevo: Helsingborgs. Bajaron hablando un idioma distinto, lo mismo que el colegiado. Sonaba una música celestial, una que avisaba que eso no era un amistos, ni un torneo de verano, ni la Copa del Rey, ni un pago por la compra o venta de un jugador. Era un partido de la Europa League.

Arrancó y la gente era feliz ya. Con el 0-0 no había enfados, ni discusiones, ni protestas… Bueno, alguno seguro que pedía ya la cabeza del técnico o el trofeo europeo. Eso en el Ciutat es normal y hasta necesario. Eso significa que la afición sigue viva.

Y pasaba el tiempo hasta que nuetro ‘niño’ lo paró. Sí, ese chavalín que nació en Valencia y dio sus primeras patadas a un balón en el club de Serrano. Que después, como iba con sus mayores al Ciutat, el destino lo vistió de azulgrana. De un corazón enorme, su zurda le llevó a uno de esos ascensos del Levante de Segunda B a Segunda. Y que su calidad le hizo estar presente en el resurgimiento del otro club de la ciudad, el Valencia, estando en la Copa del Rey del 99.

Vistió de blanquinegro, pero su corazón y su sangre era levantinista. Extrañas circunstancias le llevaron al eterno rival, las mismas que lo sacaron de Mestalla para recalar en Vigo. Allí Europa ya lo empezó a ver en la desaparecida Copa de la UEFA. Y gustó tanto que se fue a Turquía, al Besiktas. Y de ahí, nuestro mejor embajador se marchó al Ajax para ganar otra Copa. Zaragoza y Atenas (AEK) disfrutaron de su raza y carisma.

Pero él quería volver a defender a su equipo. El Levante. Y regresó para vivir los mejores años del club.

El fútbol, ese deporte injusto en ocasiones, ayer no lo fue. Fue más justo que nunca. Porque él, el chaval, nuestro chaval será ya un capítulo entero de la historia del Levante. No podía ser otro. Bueno sí, ‘Papá’, pero ‘Papá’ está en otros temas, en tener unido al vestuario, en animarlo en los malos momentos, a frenar la euforia en los buenos. Papá es educado y sabe que Juanfran debía ser el elegido.

Fue en el minuto 41 y, como no, tal como es él, una chispa, una picardía, cuando nadie se lo esperaba, Juanfran pidió el balón, entró en el área y volvió a hacer felices a todos sus ‘hermanos’ de sangre. 1-0, el resto sobró. Ya el chaval ha dejado de ser un jugador, para pasar a ser parte del club. El Levante. Gracias Juanfran.

 

Jorge Almela Muñoz

Categorías: Europa League | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: