Archivo mensual: noviembre 2013

El ‘entorno’ del Valencia vuelve a atacar

Cuando alguien en esta ciudad parece ayudar saltan las alarmas y a pegar palos a todos sin dejar ver como trabaja y los resultados de ese trabajo. La verdad es que los valencianos tenemos muchas y muchas virtudes, pero por desgracia poseemos un defecto: la autodestrucción. Nos encanta dar la opinión de todo y, algunos, esa opinión la elevan a tesis doctoral o una cátedra en la universidad de la vida.

No debe haber problemas entre Djukic y Rufete

Djukic y Rufete se conocen bastante (Imagen: http://www.diarioinformacion.com)

Estoy oyendo tantas opiniones negativas sobre la llegada de Rufete y su equipo de trabajo, sin conocerlos, que me da a mí que los periodistas tenemos que dejar de mirarnos el ombligo. Dejemos de creernos la noticia, los protagonistas, los más listos del barrio, los poseedores de la verdad absoluta. Pongamos los pies en tierra y regresemos a la realidad.

Y, de paso, un favor, dejar de invitar a ex-presidente y ex-consejeros a tertulias. Son buitres en celo, con hambre de protagonismo y ganas de retornar a ser conocidos. Supongo que algunos les debéis mucho a esa gente que pasó por el club para figurar y que largaba por los codos todo a sus ‘amigos’ periodistas para mover sillas dentro del Valencia. Y que ahora le devolvéis el favor dándoles voz en tertulias deportivas. Ahora se entienden muchas cosas del pasado, muchos apoyos a unos y críticas a otros. Es lo que llamo yo ‘Libertad de expresión S.A’.

El Valencia, como equipo, está muerto físicamente y tácticamente. El entrenador lleva semanas perdido, dando muestras que no sabe llevar un equipo como el Valencia. Y no es opinión, es realidad, se ve sobre el césped y en la clasificación. Es palpable el dato Se le ha dado un tiempo para que demuestre si es capaz o no, y no lo ha hecho. Y ahora llegan refuerzos para encauzar el barco y os tiráis al cuello sin datos en la mano, sin motivo alguno. Os pido el mismo margen de maniobra que con Djukic. Dejad intereses propios y venganzas pasadas.

Vosotros mismos lleváis tiempo informando de que el equipo necesita ayuda. La solución, para mí, es vender a esos que llevan tiempo salvándose de la ‘cremá’, los jugadores. Los verdaderos culpables creo yo. Pero es una solución imposible. Y lo fácil es echar al técnico porque ya no se confía en él. Y a gastar, venga, dos millones a uno que se va y otros dos al que entra. Así aumentamos la situación crítica económica de la entidad.

Por cierto, si como decíais en su presentación, era tan valencianista Djukic, si quiere tanto al club, sabiendo que no puede con el vestuario, ¿por qué no se marcha él? Muy fácil, su valencianismo está impreso en los billetes de 500 €. Como todos en este mundillo.

En esta ocasión, en lugar de endeudar más a la entidad valencianista, se propone una nueva vía, la de utilizar las herramientas que posee el club para ayudar al entrenador a mejorar su trabajo y, ¿qué hacen mis compañeros? Destruir, desprestigia antes de hora.

Unos dicen que Rufete es nuevo en ésto. Como si Pellegrino o Djukic llevaran 25 años sentados en el banquillo. Hablar con los pies en el suelo, el Valencia no puede contratar a Guardiolas o Benítez. No económicamente. Tenemos lo que podemos. La inexperiencia del técnico debe ser suplida por un equipo de trabajo que esté pendiente de todo.

Sí, hasta de psicólogo, nutricionista y metodología si es necesario señor Baixaulí de Nou Radio. Las grandes empresas y los clubes potentes tienen el trabajo organizado en áreas que se centran en potenciar un apartado para, en su conjunto, potenciar al grupo. Déjales un tiempo y luego les atizas si quieres.

Ayer, Nacho Cotino comparaba la situación en Paterna con ese domingo que haces una paella para la familia y todos dan su opinión de cómo hacerla. Señor Cotino, si todo el mundo, los datos están ahí, no los invento yo, ven que la paella se te quema o se te pasa, o le falta algo, como interesado en comerla, lo normal es ayudar al cocinero a que salga perfecta. No callar y luego, “te ha faltado 5 minutos” o “yo hubiera echado sal” o “no has puesto arroz suficiente”. Visto que llevamos varios domingo llamando a TelePizza porque la paella está malísima, dejemos a la gente que trabaja con paellas ver dónde está el fallo y rectificarlo. ¿No?

Después están los compañeros de la Cadena Ser. Buenísimos profesionales todos, no seré yo quien les juzgue. Pero observo desde hace meses que viven en una constante crispación, le dan a todo lo que se mueve en el club. No, que no vendan cabras montesas anunciando que es un favor al valencianismo el de informar de todo, que sabemos lo que vende en Madrid de la periferia de la península. Una cosa es informar de todo y otra cosa es informar de lo que a uno le interesa. Aquí plagio a Carlos Alsina, de Onda Cero, con su frase “las noticias son las que son, la diferencia está en cómo se cuentan”.

Como he dicho más arriba, yo no poseo el poder de la verdad absoluta, sólo pido dejar trabajar y, luego, con los números en la mano, y con profesionales de la materia opinemos de dónde creemos que está el fallo o el acierto. Espero que no le llenéis la cabeza a Djukic de frases como “te quitan protagonismo” o “invaden tu parcela” porque no es la intención. El Valencia, insisto, no está funcionando, hay que cambiar el método de trabajo, de entrenamiento o la forma de afrontar un partido. No lo sé, pero algo hay que hacer. Veamos si ‘Rufo’ y compañía dan con la clave.

 

Jorge Almela Muñoz

Anuncios
Categorías: fútbol, Valencia CF | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: