La importancia del ‘hombre invisible’ en el fútbol

Tras el batallón de fusilamiento sobre la Selección española, su entrenador y Juanfran, pasado ya el periodo del ‘Tranquimazin’, os pido que bajéis las navajas y escopetas y sentaros a reflexionar. Con el permiso de todos ustedes quiero compartir para intentar recuperar esa ilusión que habéis perdido. Os recuerdo que en el carro del Tri-Campeón de Europa y Campeón del Mundo os subisteis sin reparos. Ahora no os bajéis.

Empecemos por el rival. Francia. Si echamos un vistazo en la clasificación mundial que hace la FIFA, observaremos que los vecinos son el décimo tercer país (por delante de Brasil). Curiosamente, Alemania, en segundo lugar, empató ante Suecia (22). Lo mismo que Inglaterra (5º) ante Polonia (54) y Portugal (3ª) ante Irlanda del Norte (117). De los cinco primeros sólo Argentina puede darse por satisfecha ya que venció su partido ante Uruguay (7º). Antes de que digáis lo de ‘mal de muchos, consuelo de tontos’, insistir en que no es tan dramático el empate en sí ante Francia.

Al nivel del rival hay que sumarle la lesión de tu pareja de centrales titular en el partido más importante de la clasificación: Puyol-Piqué. A que tu verdadero delantero no esté para un partido así: Villa. Se te lesiona a los pocos minutos uno de los jugadores que mejor está en estos momentos: Silva. Cambios obligados por lesiones. Y, sí, un gol mal anulado a Francia, pero tú fallas un penalti. Son todas una serie de circunstancias que hicieron ir a remolque a la Selección.

Lo que sí fue preocupante es la imagen dada en la segunda parte. Y eso se debe, en mi humilde opinión, a la ausencia de un hombre como Sergio Busquets en el centro del campo. Las lesiones de Puyol y Piqué obligaron a Del Bosque a atrasarlo a la defensa. Los pro-Albiol no saltéis, no juega en su equipo y ya me parece mal que vaya, ponerlo sería una locura.

Creo que lo vivido el martes en el Vicente Calderón debe servir para todos aquellos que despotrican al ver a un jugador como Busquets en la Selección. Para mí, pieza clave para que el engranaje perfecto que tiene La Roja funcione. No hay mas que ver cómo Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Cazorla y los demás del centro del campo hacia adelante no lucieron como de costumbre.

El hombre invisible es el que realiza el trabajo sucio, el ‘guardaespaldas’ de los jugones, el hermano grande de esos ‘locos bajitos’ que nos han hecho llegar a la cima del fútbol. Es como ese amigo callado y responsable que en una noche de fiesta, uno del grupo tropieza y le tira al ‘matón’ del pub el cubata. Y el amigo que parecía invisible aparece para ponerse en medio y cortar cualquier atisbo de ‘ataque’ rival.

Su labor en el centro del campo es reconocida muy pocas veces por el público. El que paga quiere ver regates, triangulaciones, desmarques, centros, ataques y, en definitiva, goles. Busquets es todo lo contrario pero no por ello falto de calidad y necesario. Pero hay que hacerles ver al público que al espectáculo hay que sumarle resultados y es él el que se encarga de evitar los goles del contrario y, por lo tanto, que el regate, triangulación, desmarque, centro y ataque de España sirva para algo.

En definitiva, para irse a casa contento y no con la cara de ‘idiota’ al ver el tanto de Giroud. Por ello, el empate del martes debe servir para entender que si se ha ganado tanto es por los bajitos y por la labor invisible de jugadores como Sergio Busquets.

 

Jorge Almela Muñoz

Anuncios
Categorías: España, fútbol, Mundial, Selección | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: