Sin Fe o exceso de confianza

El pasado viernes tuvo la oportunidad de ver tranquilamente el Levante por televisión. Estamos en la recta final y me dio la sensación de que el equipo o los jugadores no saben bien lo que se están jugando. No sé si es por falta de fe o por exceso de confianza, no vi sobre el terreno de juego 11 ‘gladiadores’ que salieran a comerse al rival. Y eso es preocupante.

Sí que puedo afirmar que da igual quién esté en el banquillo dirigiendo al grupo, Mendilibar o Alcaraz. El equipo demuestra una tremenda falta de gol y una inseguridad en defensa muy peligrosa. Está claro que no se acertó este año con el delantero centro, ya que Rafael en un primer momento, y Uche en invierno, no han cubierto, ni por asomo, las expectativas creadas. Manolo no puede siempre acertar. Mientras que Barral y Casadesús son buenos suplentes para un equipo de mitad tabla, pero no titulares.

Lo raro es que la regeneración defensiva, la base de lo que ha sido siempre este equipo desde su último ascenso a Primera, no se ha hecho correctamente. Hay jugadores ya con una edad en la que sus movimientos son más lentos y otros que en cada acción arriesgan innecesariamente para dejar a sus compañeros en inferioridad numérica.

Sí, hay mucho que corregir y cambiar en la plantilla, pero quiero que se haga estando en Primera. Por varios motivos. El principal, porque es más fácil que el jugador acepte estando con los mejores que en la División de Plata. En segundo lugar, porque el dinero de las televisiones es fundamental para seguir ‘limpiando’ la mierda que dejaron los antiguos gestores (que por cierto muchos de ellos los veo por Valencia como si nada hubiera pasado, vaya sinvergüenzas). Y tercero, pero no menos importante, sus aficionados y la ciudad se merecen seguir teniendo derbi.

Pero para ello hay que pedir algo más de implicación en algunos jugadores. No pueden dar la sensación que juegan andando, que no meten el pie o que la partida no va con ellos porque ya tienen otro destino la próxima temporada. Este año nos hemos aburrido mucho con el equipo, pero lo peor es notar indiferencia sobre el terreno de juego. Los hay peores que el Levante, y eso les puede salvar a más de uno, pero en el fútbol no siempre gana el que debe o puede, sino el que lo lucha. Por eso pido algo más de lucha en las próximas seis finales.

Anuncios
Categorías: Levante UD, Liga | Etiquetas: , , , ,

Navegador de artículos

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: