Y como Cenicienta el Valencia desapareció a medianoche

Gago Valencia Depor

Gago se retiró lesionado en la primera parte. Foto: http://www.valenciacf.es

Bueno. Sinceramente, no sé por donde empezar. Lo visto anoche en Mestalla es como volver al pasado. Más de uno se levantó y grito ‘Unai vete ya’ hasta que se dió cuenta que ya no está el vasco.

El Valencia es capaz de transformar a su rival de una caricatura de equipo al Milán de Van Basten y Gullit. Se pasó de lo que parecia un partido controladísimo a pedir la hora en el minuto 70. A Pellegrino le salva que es su primera temporada y su segundo partido, pero el fútbol cada vez es más exigente y, o cambia la mentalidad de este grupo, o lo va a pasar mal porque Mestalla es muy exigente.Supongo que el argentino no quiere que sus centrales sean Esteso y Pajares en una playa llena de suecas, es deicr, un desastre. Ni que su centro del campo desaparezca a mitad partido, ni que el rival sea el amo y señor del balón y, mucho menos quiere ver a los suyos pasearse y no luchar por cada balón. Porque eso fue el Valencia ante el Deportivo en la segunda parte. Además, hay cosas que no se entienden y a la segunda ya te pitan. Como por ejemplo, colocar a Guardado de lateral o quitar a un delantero para poner a Rami tras la expulsión de Ricardo Costa y el partido en empate.

Y eso que la noche prometía. Bueno, la madrugada. El Valencia salió a por los tres puntos y lo hizo a lo grande. Gago y Tino Costa fueron dueños absolutos del centro del campo y del balón. Impecables. Junto a ellos, Guardado y Feghouli unos puñales por bandas, mientras que Jonas y Soldado destrozaron a Marchena y Aythami.

El primer gol llegó gracias a un pase del brasileño entre los centrales que dejó al ‘9’ valencianista sólo ante Aranzubia y, tras regatearlo, no perdonó. Perfecta ejecución de contragolpe. Los locales se vinieron arriba más todavía y mostraron un juego brillante y rápido y en el minuto 27 llegó el éxtasis.

Un golazo de los que no te cansas de ver. Tino lanza un balón por encima de la línea defensiva rival, otra vez por los centrales, aparece Jonas para, sin dejarlo caer, ceder el esférico a Soldado que de volea ejecuta el 2-0.

Mestalla sonreía porque el juego de los suyos invitaba a soñar. Pero Abel Aguilar sacó a relucir el mal endémico de este equipo: ‘desastre’ defensivo. El centro campista blanquiazul aprovechó un fallo en un córner para batir a Alves. El 2-1 y la lesión de Gago, sustituido por Parejo, fue un fatal presagio de lo que se vería en la segunda parte.

Antes del descanso el Valencia insistía en tener el balón y llevar el tiempo del partido. El Depor era una marioneta en manos blanquinegras y su defensa un chiste. Otro pase entre los centrales gallegos, esta vez de Parejo a Feghouli, permitió a éste gozar de un nuevo uno contra uno ante el portero visitante y marcar el 3-1. Todo era perfecto y en las gradas se esperaba sumar ya los tres puntos.

Pero, mira por donde que una vez más, y ya son dos jornadas, tras los minutos de descanso el equipo de Pellegrino pasó totalmente del balón y de presionar al rival. De forma inexplicable, el Deportivo resucitó y mostró que los errores atrás no era sólo problema suyo. El centro del campo local desapareció, con Tino agotado por trabajar el doble, ya que a Parejo parece que le sobró con su pase en el tercer gol. El centrocampista desapareció, le quemaba el balón, los perdía todos y sólo miraba atrás.

A ello se ha de sumar otro error garrafal en los centrales en un córner y Abel Aguilar colocó el 3-2 y los fantasmas del pasado aparecieron. Víctor Ruíz prefirió dejar un balón muerto en el área antes que despejar y el cuero acabó dentro de la portería de Diego Alves. Al festival se unió luego Ricardo Costa con un penalti absurdo y su expulsión. El empate llegó al marcador y gracias.

Gracias porque el Deportivo no quiso hacer sangre. Si los de Oltra apretan el acelerador se llevan el partido porque el Valencia no saltó en la segunda parte. Y no sólo se perdieron dos puntos, sino que la tontería provoca que el empate en el Bernabéu no sea tan positivo.

Mucho tiene que corregir Pellegrino. Y no sólo en defensa. No os equivoquéis, no centréis las iras en Mathieu, los centrales o Parejo, la imagen general fue pésima. Dos puntos en dos jornadas y visita al Camp Nou. Me quedaré con la buena imagen de Joao Pereira, los destellos de la dupla Gago-Tino (esperando a Canales y Banega) y la conexión arriba. Seguir con la calma y pensando que en un mes veremos a otro Valencia. Pese a creer que hay mejor plantilla que el año pasado, los mismos fallos continúan.

Jorge Almela Muñoz

Anuncios
Categorías: Valencia CF | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: